miércoles, 7 de julio de 2010

El mayor beneficio

Veréis, cuando reviso mi insignificante vida y todas las mujeres que he conocido no puedo evitar pensar en todo lo que han hecho por mí y en lo poco que he hecho yo por ellas; en cómo cuidaron de mí, se preocuparon por mí, y yo les correspondí no devolviéndoles nunca el favor.Sí, creía que era el que sacaba mayor beneficio.
Alfie en Alfie, 2004
El día de mi cumpleaños salí a cenar con mi padre. Él está pasando por una crisis en su relación de pareja. Conversamos largo rato, y llegado cierto punto me dio el consejo de que nunca me implique al 100% en una relación, que siempre me guarde un as en la manga, que esté pendiente de otras posibilidades. "Pero papá", le dije, "yo no sabría tener una relación de esa manera, y aunque lograse aprender, me parecería una relación tan vacía como cínica". "Entonces", sentenció mi padre, "me temo que vas a sufrir tanto como he sufrido yo".

En estos últimos días estoy pensando mucho en esa conversación con mi padre, y también en la película Alfie. Yo he salido de mi última relación con la sensación de haber hecho lo posible y lo imposible, no fui simplemente novia, sino compañera, correctora, crítica, maquetadora, diseñadora gráfica, traductora, psicóloga... sin embargo, él nunca llegó a comprometerse del todo en la relación. Era increíblemente demandante, pedía favores y atención constante, y yo se lo daba. Ahora me siento tonta y vacía, pero he de reconocer que cuidarle me hacía feliz.

Lo peor del caso es que decidimos quedar como amigos, y desde que, hace poco más de dos meses, él decidiera terminar la relación, ha seguido, de vez en cuando, pidiendo favores, y yo, como amiga, se los he hecho, pero recibiendo el mismo agradecimiento (o menos aún) que antes. Poco a poco me va minando una triste decepción, ya fue duro dejar de quererle, pero no quiero pensar, no quiero creer que lo único que él quiera de mí sea, precisamente, esos "servicios" que le presto. Y desgraciadamente empiezo a comprobarlo.

Sin embargo, por quien más pena siento es por él. Yo soy una romántica, una humanista, y estoy acostumbrada a llevarme decepciones porque la gente rara vez se entrega en la medida en que yo lo hago. Pero, curiosamente, pienso que hay personas que reciben todo y sin embargo están vacías, aunque ese vacío al principio no se note, pero llega un día en que se levantan y se dan cuenta de que están solas, porque no se han esforzado en establecer vínculos de verdad con nadie, porque no se han preocupado por nadie, porque nunca han dado nada.

Yo he de enfrentarme al vacío que deja habérselo dado todo a una persona que no sabe valorarlo ni agradecerlo, pero sin embargo estoy llena. Llena de mi enorme capacidad de amar, llena de esperanzas y sueños, llena de solidaridad y ganas de entregarme al 100% a todo el que quiera compartir un trocito de su vida conmigo: amigos, familia, pareja. Y por muchos disgustos que esta forma de ser pueda acarrearme, me aporta algo importantísimo: el sentir respeto por mí misma y la satisfacción de sentirme una buena amiga. Una buena persona. No sabría encontrar otra manera de sentirme completa.

13 comentarios:

  1. A mí también me gusta implicarme al 100% en las cosas =)

    Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. el 99% siempre es buena opcion, pero lo malo es que se termina dando el 110%

    ResponderEliminar
  3. Me re gustó eso que escribiste. No importa si él te quiso por la ayuda que le otorgabas, si te quiso realmente o no; yo me quedaría con esa idea fija de "dí todo por él", porque como dijiste, fuiste su compañera, su psicóloga, su amiga; fuiste todo eso, y quiere decir que sos capaz de amar profundamente sin miedo al después. No sé, yo estaría tranquila. Y no sentiría decepción, al contrario; me sentiría orgullosa de todo lo que hice.

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo a sentirme identificada contigo con mucho de lo que has escrito. Yo temgo la mala o buena costumbre de entregarme 100% en las relaciones, con lo cual las decepciones que me llevo son frecuentes y numerosas. La gente (a nivel de pareja) suele involucrase pero lo justo, dan si reciben algo a cambio o peor aún si reciben igual dan algo, para que si el hay final, no quedarse tan vacíos, tan decepcionados como nos pasa a los otros.

    Pero creo que quien es de una condición por mucho que lo intente, en estas cosas dificilmente se puede cambiar. Asi que opino como tu, me quedo con la sensación de haber hecho las cosas bien, de sentirme tranquila conmigo misma que es lo importante.

    Besos y perdona el rollazo ;)

    ResponderEliminar
  5. Estoy contigo a lo del 100%. Aunque quizás, ya que la pareja implica 2, sería bueno contar con un 50% y un 50% ¿no crees?
    Un beso bonita!

    pd. tomo nota de esta película para verla :)

    ResponderEliminar
  6. Es una buena peli, sobre todo Jude Law... buenérrima entrada!

    ResponderEliminar
  7. Nos entregamos al 100% porque nos sentimos mejor con nosotros mismos, pero lo ideal es hacerlo con una persona que se entregue en la misma medida.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. @La chica gris: Pues bienvenida al club :)

    @Flercho: Pues hasta el 99% me parece a mí jugar sucio...

    @Tumeencantas: ¡Gracias por venir!

    @Lucía: Y así me siento. Orgullosa de mí misma.

    @Si es lo que parece: De rollazo nada, me encanta leer opiniones. Hay que ver cuánta gente hay que da demasiado y yo solo me encuentro con gente egoísta...

    @nubedealgodón: ¿Y mejor que un 50-50, no sería que los dos dieran el 100% y así tendríamos un 200% de felicidad?

    @Gabrielle Dupré: Es de los pocos casos en que un remake me gusta tanto como el original, o incluso más...

    @Boo nocturna: ese consejo me dieron hace poco, que busque a alguien que se entregue en igual medida. A ver si aparece...

    ResponderEliminar
  9. no he visto la versión de Alfie con Jude Law, pero ya me ha picado la curiosidad :)) a mí me gustaría pensar en que más que entregar, lo que haces es compartir, abrir tu espacio para incluir a la otra persona, y viceversa, de esa forma no hay restas, tampoco sumas, pero sí algo distinto, aunque no sé explicarlo bien :) te sigo! :)))

    ResponderEliminar
  10. Estoy a favor de plinnn... el amor es de dos... creo que es maravilloso enamorarse al 100%, amar al 100%, disfrutar a la otra persona al 100%... eso es lo máximo, pero no entregarlo todo al 100%, pq también debemos dejarnos algo para nosotros, y de esa forma seremos aún más felices.. yo digo que hay que aplicar la siguiente frase: "te daría mi vida, pero la estoy ocupando". ;)

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Si no te implicas al 100%, ¿para qué sirve tener una relación? No me gusta la idea de tener una relación por el miedo a estar solo. Así acaban tantas en divorcios.
    Las relaciones son para implicarse al 100%. Si no, acaban muriendo, antes o después...

    ResponderEliminar
  12. precioso tu blog¡¡ me tope con el de pura casualidad, y me haencantado¡¡ definitivamente te sigo!! pasate por el mio, igual tambien te gusta!! :)
    http://myloveinthebin.blogspot.com/2010/07/vaga-luna.html
    besoos¡¡¡

    ResponderEliminar

Si me dices algo, tal vez conviertas mi día rojo en un día de color rosa...