domingo, 8 de agosto de 2010

Si me acuesto con usted...

¿Le importa si me acuesto con usted un ratito? No se preocupe, se lo aseguro... Somos amigos, eso es todo.
Holly Golightly en Desayuno con diamantes (1961)
Esto de la atracción es terrible, sobre todo porque a menudo no es mutua. Hace poco que ha entrado un nuevo amigo en mi vida, y me encanta. Tenemos mucho de lo que hablar, tomamos unas copas, reímos juntos.

El único problema es que no sé qué es lo que busca, pero sé que se siente atraído por mí. Y a mí él me encanta, me parece muy buena persona, simpático, educado, agradable... pero desgraciadamente no me atrae en absoluto. No es cuestión de físico, en absoluto, aunque sería cínico negar que es relativamente importante, yo no suelo de ser de atracciones a primera vista, sino más bien a tercera o cuarta, y lo que me conquistan son las conversaciones. Conversaciones las tenemos, y bastante buenas. Pero no hay química, no me atrae.

Esa situación me cohíbe un poco, tengo que admitirlo. Él es tímido, y me enternecen sus torpes flirteos. Pero tengo que andar con mucho cuidado para que no dé por hecho que es correspondido. Me apetece pasar tiempo con él, pero solo como amigos. Y  en la vida real eso no es tan fácil como en las películas. En la vida real hay malos entendidos, situaciones incómodas y amistades que pueden romperse por un rechazo amoroso.

¿Creéis que es posible que un hombre y una mujer sean amigos, solo amigos?

3 comentarios:

  1. Una de mis mejores amigas y yo llegamos a flirtear muchísimo, estuvimos cerquísima de acabar siendo una pareja, pero al final, por circunstancias de la vida o por mal entendimiento de la situación aquello se acabó. Y se acabó nuestra relación privilegiada de amistad durante unos meses.
    Afortunadamente, ahora, meses después, hemos vuelto a ser grandes amigos y volvemos a tener la confianza que teníamos antes. Sabiendo que ni queremos ni podemos ni debemos ser pareja. Y me encanta conversar con ella, y que me cuente sus cosas y yo las mías a ella. Aunque es difícil, yo puedo decir que sigo siendo amigo de una persona de la que estuve enamorado y no pudo ser...

    ResponderEliminar
  2. Claro que se puede!!! pero es importante que se deje en claro que no tienes ninguna pretensión amorosa con él, o él puede volar por rumbos equivocados y luego caer estrepitósamente, con lo que la amistad podría terminar antes de empezar.

    Déjaselo saber poco a poco, con tacto, no se bien cómo, jeje, pero es mejor ahora a que sea demasiado tarde.

    ResponderEliminar
  3. @ Hesisair, tu experiencia me inspira, gracias por compartirla.

    @ Cuetzpallín, lo curioso es que de pronto se me ha atravesado otra persona con la que no sé si llegará a pasar algo, pero que sí me interesa. A este otro intento dejarle claro que mi interés por él es solo amistoso.

    ResponderEliminar

Si me dices algo, tal vez conviertas mi día rojo en un día de color rosa...